1.4 Transportación del concreto.

El transporte del concreto para construcción desde el camión mezclador a la formaleta se realiza mediante contenedores con vaciado de fondo, con carretillas o mediante bombeo a través de conductos metálicos. El principal peligro durante el transporte es la segregación. Los componentes individuales del concreto tienden a segregarse debido a su heterogeneidad. En el concreto humedecido en exceso y que permanece en contenedores o en las formaletas, los componentes de grava más pesados tienden a asentarse y los materiales livianos, particularmente el agua, tienden a subir.

Los movimientos laterales, como por ejemplo el flujo dentro de las formaletas, tienden a separar el agregado grueso de los componentes finos de la mezcla. El peligro de la segregación ha hecho descartar algunos medios de transporte muy comunes tales como los vertederos y las bandas transportadoras, por otros que minimicen esta tendencia (Nilson, 1999).

El concreto se deberá transportar de la revolvedora al sitio final de colocación, empleando métodos que eviten la segregación o la pérdida de los materiales.

El equipo de transporte debe ser capaz de llevar el suministro de concreto al sitio de colocación sin segregación, y sin interrupciones que pudieran causar pérdidas de plasticidad entre incrementos sucesivos (ACI 318-02, 2004).

En la mayoría de las obras, el concreto se entrega en camiones mezcladores que vienen de la planta de batido fuera del proyecto. En algunos proyectos grandes, como carreteras, el contratista puede instalar su propia planta de batido en la obra.
Los camiones de concreto premezclado tienen dos capacidades (una para mezclado y otra para agitación) y pueden ser adaptadas a cualquiera de los dos tipos de plantas de mezclado. Algunas plantas tienen un mezclador central donde se mezclan los materiales y luego se descargan en los camiones. En este caso el camión se usa como agitadores. Es muy frecuente que las plantas de concreto premezclado despachen los materiales en los camiones donde todo el mezclado se produce. Los términos correctos para ambas alternativas son mezcla central y mezcla en tránsito, ambas son de premezclado (Concrete construction, 1993).

 

El transporte del concreto, desde la amasadora hasta el lugar de colocación,  puede hacerse por múltiples procedimientos entre los que puede citarse las carretillas, baldes, vagones, camionetas, canaletas, cintas transportadoras, tuberías camiones, etc. Cualquiera que sea la forma de transporte, deben de cumplirse las condiciones siguientes:

1.- No debe de ocurrir mucho tiempo entre el amasado y la puesta en obra del concreto (hormigón). Generalmente dicho intervalo no será superior a una hora cuando se emplee cemento portland ordinario.

2.- Durante el transporte no deben de segregarse los  áridos gruesos, lo que provocaría en el concreto, pérdidas de homogeneidad y resistencia.

3.- Debe evitarse que el concreto se quede durante el transporte.

4.- Las características de la masa varían del principio al final de cada descarga de la amasadora, no es conveniente dividir una misma amasada en distintos recipientes para su transporte

5.- Cuando se emplean concretos de diferentes tipos de cemento, se limpiará cuidadosamente el material del transporte antes de hacer el cambio

6.- si al llegar al lugar de colocación el concreto acusa un principio de fraguado, la masa debe desecharse y no ser puesta en obra. (Jiménez, et. al. 1987).

Aunque no exista una forma perfecta para transportar y manejar al concreto, una planeación anticipada puede ayudar en la elección del método más adecuado evitando así la ocurrencia de problemas. La planeación debe tener en consideración tres elementos que, en caso que suceda durante el manejo y la colocación, pueden afectar seriamente la calidad del trabajo terminado. Retraso. El objetivo que se persigue a planear cualquier calendario de trabajo, es producir el trabajo con la mayor rapidez contando con la mejor fuerza laboral con el equipo adecuado para realizarlo. Las máquinas para transportar y para manejar al concreto se han ido modernizando continuamente. Se logra una productividad máxima y se planea el trabajo para aprovechar al máximo al personal y al equipo y si se elige el equipo de manera que se reduzca el tiempo de retraso durante la colocación del concreto. El endurecimiento temporal y secado: El concreto desde el momento en que se mezclan el cemento con el agua, pero el grado de endurecimiento que ocurre durante los primeros 30 minutos normalmente no presenta problemas; por lo general, el concreto que se haya mantenido en la instalación se puede colocar y compactar dentro de la primera hora y media vía posterior al mezclado. La planeación deberá eliminar o minimizar cualquier variable que permita que el concreto endurezca hasta el grado en que no se pueda lograr una completa consolidación y se dificulte efectuar el acabado. Se dispone que en menos tiempo cuando existen condiciones que aceleran el proceso de endurecimiento, como ocurre en los climas cada cálidos y secos. Segregación. La segregación es la tendencia que presenta el agregado por eso a separarse del mortero cemento arena. Esto tiene como consecuencia que parte de la mezcla en una cantidad demasiado pequeña del agregado grueso y que el resto tenga agregado por eso en cantidades excesivas. Equipo para transporte y manejo del concreto en los últimos encuentros a años han habido pocos cambios importantes lo que ha cambiado es la tecnología que ha llevado al desarrollo de una mejor maquinaria parece probar el trabajo con mayor eficiencia. La carretilla y el carretón georgiano, aún que aún se emplea, han evolucionado para fijar a la carretilla motorizada; la tolva arrastrada por una rueda de polea se ha convertido en cucharón y seguro y el vagón tirado por caballos ahora es un camión de concreto premezclado. Hace años el concreto se colocaba en los edificios de concreto reforzado por medio de una torre y largos canalones. Era una torre contra ventilada colocada en el centro del sitio, con un embudo en su parte superior a lo cual se llevaba el concreto mediante un malacate. Una serie de cánones suspendidos desde el actor permitían con el concreto fluyera. (Steven, et. al, 1992).

Transporte del concreto.
Transporte del concreto.

Conclusión:

 

Este proceso consiste en llevar el material de la revolvedora al sitio final de la colocación. En el caso del concreto premezclado, se despacha por medio de camiones donde todo el mezclado se produce. También presenta algunas condiciones que suelen ser importantes para que el material que se transporta no perjudique las propiedades así como la resistencia del concreto, y para que no se presente defecto alguno del concreto.

Instituto Tecnológico de Villahermosa.

Alumno: Jesús Ezequiel Méndez Reyes

Ciudad: Villahermosa, Tabasco, México.

Carrera: Ingeniería Civil